De Yogyakarta a Borobudur y Prambanan

Cómo llegar a Borobudur desde Yogyakarta.

Desde el centro de Yogyakarta se puede ir en bus público hasta la estación de Jombor Terminal por 0,20€. Desde Jombor salen autobuses hacia Borobudur cada media hora y cuestan 1€. El trayecto total dura unas 4 horas, dependiendo de cuánto demore el bus público dentro de Yogya.

Para nosotros fue un poco más caro, ya que no tuvimos en cuenta los tiempos.

 

Siguiendo las instrucciones del señor de la oficina de turismo salimos una tarde de Yogyakarta con todo el equipaje, el plan: llegar a Jombor Terminal en transporte publico y de allí un autobús hacia Borobudur pensando que sería fácil llegar. El Transjogja cuenta con 3 línea de autobuses públicos ( solo 3.000 RP/0,20€) para moverse por la ciudad, conectan el centro con el aeropuerto y estación de autobuses, incluso hay un plano que indica las paradas … pero descubrimos que sólo las importantes. Demoramos en llegar a la estación de autobuses del norte casi dos horas, y eso que nunca salimos de la ciudad. Igual la experiencia fue lindísima! Pedro se quedó dormido apenas nos subimos, no le importó que el bus venia repleto de gente… su sueño no le impide dormirse en cualquier sitio y posición.

2015-11-12 16.44.52

La parada del autobus

 

Como ya hemos contado, viajar en este tipo de transporte codo con codo con los “locales” es una experiencia de lo más bonita. En esta oportunidad una señora ya muy entrada en años decidió charlar con nosotros, nos preguntaba cosas en indonesio, lo cual un joven nos traducía al ingles, con ayuda de otra señora y una estudiante. Toda la situación se parecía a un partido de tenis, las caras miraban para el lado de la señora cuando nos hacía la pregunta, casi siempre con algún comentario chistoso, luego todas las cabezas giraban hacia el joven que traducía y por último todos nos miraban a nosotros que intentábamos responder lentamente, como para que nos entienda mejor. Fue genial y ayudó a pasar el tiempo.

Por fin llegamos, eran casi las 6pm y ya era de noche. Nos bajamos del bus saludando a todos, y todos nos devuelven el saludo con una expresión de “Buena suerte! Y cuídense!”.

Tal como nos advirtieron en el trayecto ya no salían autobuses a Borobudur (el ultimo es a las 17h), por lo que sólo nos quedaba la opción de tomar un taxi.

Mochilas en la espalda, y al frente; cochecito que hace las veces de carrito de equipaje, Pedro dormido en brazos de mamá. Llevábamos el cartel luminoso de “Turistas perdidos” y evidentemente ningún taxi y no taxi quería perderse la presa. Nos avanzan como moscas a la miel ofertando llevarnos… hasta un bus que iba para otro pueblo insistía que él era la mejor opción.

Sin perder la calma y con Pedro durmiendo plácidamente, decidimos llamar al hostal que teníamos reservado para preguntar cuánto podría costar el trayecto y así evitábamos cualquier estafa, la respuesta fue 200.000RP (15€ aprox.) por 40 km. Luchamos el precio hasta conseguirlo y partimos, llegamos algo cansados pero con otra anécdota.

Quizás hubiésemos ganado tiempo si contratábamos un transporte privado directo desde el hostal donde estábamos. Quizás no hubiésemos tenido tanto calor, no hubiésemos viajado amontonados, ni nos hubiésemos puesto nerviosos. Quizás hubiese sido más fácil. Pero seguramente no hubiese sido tan enriquecedor.

Una de las verdades máximas que hemos aprendido en este viaje es que no existe el “Si hubiésemos hecho tal cosa… hubiese pasado tal otra”. “Lo que hicimos fue lo mejor que podríamos haber hecho”. Sólo existe lo que hicimos y cómo lo hicimos.

20151113_115352.jpg

Nuestro Hostal para dos noches queda enfrente al predio donde se encuentra el templo. Nos separan unos 500 metros hasta la puerta de ingreso. Dicen que lo especial de Borobudur es ver el amanecer desde el nivel superior, cosa que nos hubiese encantado pero había sido un largo día y estábamos los 3 muy cansados como para poner el despertador a las 4:30 am. Asique descartamos la idea.

Al día siguiente nos espera el templo Budista más grande del mundo con Pedrito y una sensación térmica bastante elevada.

20151113_103154.jpg

La entrada al recinto cuesta 130.000 Rupias. Borobudur es hermosamente imponente con sus pagodas y budas, las paredes talladas con escenas que representan la religión, enclavado en la cima de una colina, tiene vistas de 360º hacia las montañas vecinas.

2015-11-13 10.14.17

Tiene una base cuadrada, y diferentes niveles que representan los niveles de conciencia. De acuerdo con la creencia deberían recorrerse los niveles siguiendo la dirección de las agujas del reloj, y así cuando se llega al último nivel, se alcanza la conciencia absoluta. En total son nueve niveles coronados con una gran campana.

20151113_103026.jpg

Nosotros tuvimos la intención pero Pedro camina para donde más le gusta. Nuestra conciencia superior nos dice que debemos seguir sus pasos que en este caso iban persiguiendo un avión de isopor (telgopor).

2015-11-13 10.53.09

Debemos reconocer que el pequeño hombrecito llama la atención, es foco de miradas y cámaras que según el momento acepta o no con total naturalidad.

2015-11-13 10.34.11

Pasamos un gran momento, tocamos sus paredes, las figuras, jugamos con el avión, corrimos y disfrutamos; cuando el sol apretó buscamos sombra en los jardines que rodean una verdadera obra de arte, un imponente y maravilloso templo digno de admirar y contemplar.

 

Aqui vienen cientos de peregrinos a ofrecer sus respetos a Buda. Con alguno de ellos nos encontramos y aunque no pudimos hablar, sí les robamos unas fotos.

2015-11-13 11.00.22

El resto de la tarde relax y paseo por un pueblo sin demasiado que ver pero auténtico. Cenita típica y a dormir que al día siguiente regresaríamos a Yogya, ahora si en autobús y sin prisas… aunque cuando vimos el autobús casi no subimos! Otra aventura por solo 15.000 RP(1€)…

20151114_105356.jpg

Autobus de Borobudur a Yogyakarta

 

Cómo llegar de Yogyakarta a Prambanan

Llegar a Prambanan en mucho más fácil y rápido que Borobudur. Se puede llegar en autobus público desde el centro de Yogya. Prambanan y los demás templos del recinto están dentro de un predio que queda a las afueras de la ciudad.

2015-11-15 11.08.43

Volvimos a Yogyakarta y pasamos los días siguientes en el Yogya Classic Homestay, muy correcto. Su dueño amable y siempre dispuesto a traerte y llevarte o a prestar su moto para hacer las compras… cosa que no deja de ser una locura ya que conducir aquí es de locos!

 

Desde allí a unos pocos metros se encuentra una de las paradas del Transjogja que nos llevaría directo a Prambanan a unos 18 Km, un conjunto de más de 200 templos hindúes que están dedicados a la Trímurti, la expresión de Dios como el Creador (Brahma), el Preservador (Visnú) y el Destructor (Shivá), construidos durante el siglo IX bajo la dinastía Sanjaya del primer Reino de Mataram en la región deJava Central. Clasificado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde el año 1991.

20151115_115921.jpg

 

Tempranito por la mañana emprendimos viaje, si bien teníamos un mapa de la línea y sus paradas (5 marcaba, fueron no menos de 15 ) teníamos claro que nuestra parada era la ultima, así que no había manera de perdernos. Al llegar a la estación, los conductores de carros te “informan” generosamente que la entrada es a 2 kilómetros y ofrecen llevarte por algunas rupias, pero en realidad son 300 o 400 metros. Caminamos fácilmente desde la estación hasta la entrada al predio.

camerazoom-20151115120500094.jpg

Con la entrada ( 200.000 RP) decidimos también contratar un guía para visitar los templos candi Prambanan  y mayor atracción. Lo recorrimos y admiramos mientras nos empapábamos de su historia y significados.

20151115_114805.jpg

Pedro no pierde oportunidad de escalarlos, o trepar en alguna de sus figuras, mientras uno lo cuida y lo entretiene, el otro escucha al guia y viceversa.

20151115_113819.jpg

Terminado el recorrido puedes por tu cuenta recorrer otros templos en el mismo recinto, si bien algunos están muy derruidos y en proceso de restauración se encuentran en el camino del “Candi Sewu” el segundo Templo budista de Java, aunque menos restaurado es muy interesante lo que deja ver.

camerazoom-20151115124857185.jpg

Pedro y mamá deciden aprovechar un trenecito para niños y un espectáculo de música, donde en el intervalo Pedro aprovecha y toca la batería, su pasión!

2015-11-15 12.33.21

Luego de una larga visita al templo, es bueno dar un par de vueltas en tren!

Cuando el sol del mediodía comienza a pesar, salimos y comemos enfrente en un típico local el ya conocido Mee Goren (arroz frito con pollo), para luego ir al bus con aire acondicionado a dormir la siesta mientras regresamos a casa!

Al día siguiente teníamos prevista la salida al paraíso… la tan ansiada y esperada isla de Bali

Allí nos vemos!