Cianjur… porque…

Nuestra primera noche en Cianjur fue rara. Nos preguntábamos todo el tiempo: “Qué hacemos acá?” Nos mirábamos ahí tendidos en el suelo, y entre risas y miradas desconcertadas pensábamos qué dirían nuestras familias si nos hubiesen visto allí. Nos imaginábamos las caras… Seguro algún familiar se llevaría las manos a la boca en señal de sorpresa… A otros le brillarían los ojos, curiosos e interesados por saber más… Alguno que otro nos preguntaría “Con qué necesidad?”

2015-11-10 17.11.41

A 200 metros ya teníamos el campo

Pero allí estábamos, disfrutando de la charla que se estaba engendrando; felices con las conclusiones.

Nos dormimos tranquilos, sin saber las sorpresas que nos esperaban en aquel pueblito perdido en las montañas… sin saber que nos esperaban momentos llenos de autenticidad. Y lo verdadero es justamente una de las cosas que buscamos en esta aventura.

Nos sentíamos tranquilos de que estábamos en el lugar que teníamos que estar… Seguros de que podríamos disfrutar de unos días en aquella ciudad… Convencidos de que este tipo de experiencias son las que más nos enseñan.

2015-11-09 07.34.04

Papaya, banana frita, Zalak (fruta piel de serpiente) y en los platos arriba de la hoja de banano, Arroz con verduras y huevo con tofu  rebosado en semillas y frito… acompañan el mate y  la leche para Pedro.

Al día siguiente luego del suculento y local desayuno nos viene a recoger el amigo de nuestro anfitrión para acompañarnos en transporte público. Luego de varias furgonetas (combis) indicadas con colores (sólo ellos lo entienden) estábamos en la escuela: unos edificios con proyección a futuro entre arrozales y humildes casas a las afueras de la ciudad.

Llegamos a la hora de la oración por lo que todos los niños uniformados perfectamente estaban fuera de las aulas, lavando sus manos en un especie de canal que cruza el patio. Apenas nos ven corren a nuestro encuentro para darnos una de las mas espontáneas, inocentes y calurosas bienvenidas que jamás hayamos tenido como si fuéramos “especiales”.

2015-11-09 12.51.41

Todos nos saludan “Hello!” con una sonrisa gigante pero una tremenda timidez de fondo. Las niñas toman la iniciativa, son más atrevidas, se animan a alguna otra típica pregunta intentando practicar su inglés. El profe calma la alborotada situación y presenta a Rocío, la Teacher que estará dando clases el día de hoy a alguno de ellos… Pero el alumnado está más interesado en el pequeño de la familia, las niñas se avalanchan a un Pedro con cara de no entender nada. Se refugia en papá, que para eso estaba allí… los niños fijan la vista en su camisetita de Messi… a quien todos conocen, y corean su nombre claro.

Evadiendo el jolgorio nos presentan al director, a otros profesores, llegan bananas, té, fruta, agua para los invitados. Todo es perfecto humanamente hablando. O todo es normal… pero ya nos habíamos olvidado de lo bueno de las bienvenidas agradecidas. En un mundo tan competitivo, las personas que llegan de afuera usualmente son vistas con recelo, no sea cosa que me quite el puesto. Pero allí es completamente diferente. Agradecen nuestra presencia, agradecen que compartamos unas horas con ellos. Pero en realidad, los agradecidos éramos nosotros.

2015-11-09 12.20.31

Nos dice el director que la mayoría de los alumnos son hijos de campesinos y seguirán sus pasos por lo que es difícil que utilicen el idioma aunque quizás algunos quieran dedicarse a otro trabajo, o quizás vivir en otro lugar… para lo cual el inglés les ayudará mucho. Porque el mundo sigue siendo competitivo, y el mejor preparado es el que tiene mejores posibilidades… o no?

2015-11-09 10.12.30

Luego del recreo tenemos otra clase para dar esta mañana, y así lo hacemos, con las mismas ganas, y el mismo “sermón” final.

Ya en la sala de profesores compartiendo charlas nos damos cuenta que todos los profes tenemos las mismas preguntas y preocupaciones; cómo motivar a los alumnos, cómo hacer que aprendan mejor, cuál es el mejor método… etc… etc…

Lo mejor que podemos hacer es generar ganas de aprender mediante nuestra propia motivación. No podemos obligar que a todos les guste el inglés. Pero si logramos motivar sólo a algunos, nuestro objetivo estará cumplido. Por lo menos así pienso yo (Rocío).

20151109_102046

Volvemos a “casa”, con el corazón lleno de energía renovada, entusiasmados, felices…

Una de las tardes, como es costumbre en esta época, se presenta lluviosa, por lo que nos quedamos en nuestro hospedaje jugando con los niños que ya eran habitué en el piso de arriba donde teníamos reservas de galletas, fruta, etc. para todos. No nos preocupaba mucho lo que haríamos, qué visitaríamos ese día, algo de “vida normal” vendría bien y Pedro lo estaba disfrutando, jugando, cantando y compartiendo sus dibujitos  y juguetes con los pequeños visitantes.

2015-11-10 15.03.12

Todos disfrutando de los dibujitos de Pedro

Cuando se despeja sale la madre de nuestro anfitrión y nos ofrece dar un paseo con los niños por unos campos de arroz cercanos. Allí fuimos, en fila india entre los primeros “piletones” y canales que distribuyen el agua. A medida que avanzábamos entre saludos y sonrisas de los vecinos, se nos sumaban más y más niños con su “hello” habitual y poco a poco alguno se atrevía a hacernos alguna pregunta, o a responder alguna nuestra.

2015-11-09 16.04.20

El paseo era de lo más pintoresco, campos de arroz de un verde vibrante, contrastados con el cielo gris aun nublado. Las casas típicas, las palmeras y el canal con el sonido de las aguas que corrían con fuerza luego de la lluvia. Lo que podría haber sido sólo un paisaje auténtico y bonito se le sumaba un maravilloso grupo de niños y niñas que se transformaron en los anfitriones del paseo.

Nos querían mostrar su lugar, señalaban cosas para que no las perdiéramos de vista… nos cuidaban; Pedro al principio caminaba de la mano de mamá observando casi sin entender muy bien porqué tanta amabilidad y algarabía… hasta que poco a poco esos niños lograron ganar su confianza.

2015-11-09 15.16.47

Desojan la hoja de palmera para reproducir el sonido del latigazo al viento

De pronto se soltó y comenzó a seguirles el juego, le mostraron cómo dar latigazos al aire con las hojas de palma, llevaron palos como estandartes… le ayudaban en los tramos difíciles… lo cuidaban!!! Pronto llegamos hasta la “pileta”, una especie de olla que se formaba con el rio encajonado entre paredes. No tardaron ni un minuto en sacarse la ropa y comenzar a divertirse con el agua… Pedro y papá no se quedaron atrás.

2015-11-09 15.34.07

Allí jugamos, nos reímos, saltamos y nadamos… un gran momento.

2015-11-09 15.36.40

Era todo tan simple, tan fácil. Nadie se preguntaba si habría un baño para cambiarse, si habría traído el bañador adecuado; algunos ni se preocupaban por tenerlo… Todos eran iguales, aunque había uno que  ese día era “especial”con su camiseta de Messi…

Intento detallarlo pero siento que no me sale describir con palabras la sensación de tranquilidad que dá lo que es SIMPLE.

No hace falta nada para que los niños (y también nosotros) se diviertan. Lo que encuentran en la naturaleza, lo que van encontrando en el camino, las ramas, hojas, piedras… sólo eso basta. Y un poco de imaginación. No hace falta más. Miramos para atrás en el tiempo y vemos cómo nuestras casas se van llenado de juguetes, y cosas innecesarias que logran admirar a nuestros hijos por unas pocas horas con suerte… y luego forman parte del gran museo de juguetes que se van acumulando…

Comenzaba a oscurecer por lo que emprendimos el regreso con la misma alegría y en procesión… nos invadió una sensación de felicidad al observar todo aquello, con que simpleza, espontaneidad y sinceridad nos había hecho sentir parte del grupo y su entorno… lograron que este momento quedara impregnado en nuestra memoria…y me animaría decir en nuestro corazón!

El resto de los días, acompañados siempre por nuestro anfitrión, dimos paseos en bicicleta por la montaña con vistas a los arrozales, una de las razones por la cual la zona  es famosa. Dicen que aquí se consigue el mejor arroz “Padang” de Indonesia.

 

2015-11-10 17.13.41

Bajamos cocos de las palmeras que Pedro probó con gusto, visitamos casas y familias típicas del campo, que nos abrían las puertas como si fuésemos vecinos de siempre.

2015-11-10 18.17.40

2015-11-10 18.06.07

Visitamos un mercado de lo más autentico… y como si esto fuera poco, se suma una invitación a una boda típica indonesia. La hija del jefe de nuestro anfitrión se casaba al día siguiente, y a Guik le pareció buena idea que fuéramos. O sea que también tendríamos fiesta!

 

2015-11-10 10.16.59

Y la ropa? No teníamos nada como para una boda… así fue como la madre nos prestó alguna ropa suya y de su marido, para Lucio, para mi y para Eva, una viajera austríaca que también estaba perdida por el pueblo. Nos prestaron también una moto (fue la segunda vez que subimos con Pedro en una moto! Luego se nos haría costumbre).

A eso de las 10 de la mañana partimos rumbo al casorio. El calor era más que agobiante, y nosotros de pantalón largo y camisolas de seda!! Una Palma decorada gigante nos anunciaba que habíamos llegado al salón, semi-cerrado, lleno de gente que entraba y salía, música y animación en vivo que mas bien aturdía… Entramos con cara de “Si… somos los “BULE”= EXTRANJEROS”.

2015-11-10 12.25.50

Los novios, el invitado y los colados

Igualmente la amabilidad, saludos y sonrisas no se hacen esperar, muchos de los invitados están sentados con los platos del buffet en la mano, (y agua por supuesto, recordemos que es una boda musulmana) atentos a los invitados y sus vestimentas, el “espectáculo” y por supuesto, al escenario donde se encuentran los recién casados y sus padres.

 

20151110_120644.jpg

Los invitados también querían fotos con los colados

Es una Boda social, donde los amigos, vecinos, conocidos y “colados” presentan sus respetos y buenos augurios a la nueva pareja. Todo está decorado en tonos plateados y violetas. Todo muy recargado de adornos y flores. Los novios y familiares a tono posan y saludan a T O D O S los que por allí pasan… mmm no parece que se la estén pasando en grande!… pero seguro debe ser un orgullo para ellos este momento de presentación social.

2015-11-10 12.13.16

El grupo de música que animaba la fiesta no escatima “chascarrillos” por nuestra presencia (o al menos eso entendemos x las miradas y risas) asique nos invita a subir al escenario… Exceptuando a mamá Rocio que esta conteniendo a un Pedro agobiado ya por el calor; Eva y Lucio suben al escenario e inmediatamente tienen a nuevos bailarines.

Un par de horas más tarde volvemos a nuestra habitación a preparar los petates, ya que salíamos al día siguiente en tren para Yogyakarta.

Fue inevitable mirarnos y reírnos de nosotros mismos, nuestras andanzas y nuestra suerte… convencidos de que siempre las cosas pasan por algo… habíamos llegado a un lugar casi de casualidad y nos vamos cargados de experiencias, aprendizajes, cariño y recuerdos auténticos e inolvidables.

Cianjur y en especial el “Bule Home Stay” de Guik, sería un destino muy recomendable para aquel viajero que esté dispuesto a pasar unos días en un auténtico entorno indonesio, y que esté abierto a las sorpresas que le esperen.

Nos vemos en el tren… camino a nuestro siguiente destino…

2015-11-09 14.51.19

 

 

 

Anuncios

3 comentarios en “Cianjur… porque…

  1. Hacía tiempo no los leía, pero la nueva experiencia repite la sensación de calidez y liviandad de cada relato. Una especie de bendición , transitar por un paisaje donde lo cotidiano es el amor y la generosidad. Rocío!!! Sos consciente realmente de la labor que has hecho ,esas horas en esa escuela? No me cabe duda, no solo ellos han dejado huella en este encuentro….jamás olvidarán el paso de dos mochilas y un biberón por sus vidas. Gracias x tan bellos relatos!

    Le gusta a 1 persona

  2. Hacía tiempo no los leía, pero al hacerlo, la sensación sigue siendo de calidez y liviandad. Que maravilla poder transitar por paisajes donde lo cotidiano es amor y generosidad . Rocío, que “experiencia” estar frente a esos niños dando una clase! No sólo ustedes no olvidarán esta experiencia, en ellos han dejado una huella imborrable. Hermosos los relatos y las fotos.!!!

    Le gusta a 1 persona

  3. Pingback: Seis meses alrededor del mundo… | bagsnbibs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s