“Kruger es mágico”

Kruger National Park

La pregunta que nos rondaba desde que planificamos el destino fue: en cual de todos los parques y reservas podríamos “asegurar” que veríamos muchos animalitos en estado salvaje, sobretodo obtener el premio de ver los “Big five”. Sabíamos que Kruger, es el más famoso pero más grande. La reserva Hluhluwe-Imfolozi tenía buenas referencias y estaríamos cerca… o algunas de las Reservas privadas cerca de Kruger…

Al final en las diferentes ciudades que estuvimos nos cruzamos y/o conocimos mucha gente a quienes preguntar su experiencia, y si bien había diferentes opiniones en el tiempo a invertir en el lugar, todos, absolutamente todos, nos respondieron lo mismo “Kruger es mágico” …pero eso no garantiza que puedas verlos a todos… “los cinco grandes” me refiero… y para que nos entendamos mejor, en la lista figuran: Leones, Leopardos, Búfalos, Elefantes y Rinocerontes… y como nos pasa a los humanos, no hablamos sólo de tamaño…sino de poder!

wpid-20151016_083050.jpg

Kruger es mágico

Si teníamos alguna duda, muchos kilómetros después se nos disiparon. Y hacia allí fuimos. Casi al final de nuestro recorrido por Sudáfrica, con la fuerte decisión de pasar unos días recorriendo Kruger.

Después de conducir unos 600 km, llegamos a Nelspruit (ver mapa), una gran ciudad a unos 70 km de la entrada de Phabeni o Numbi y a unos 80 km de la entrada de Crocodile River.

Todo el mundo recomienda salir muy temprano al parque. Es más fácil ver animales a primera hora cuando todavía no hace mucho calor. Para nosotros este sacrificio era demasiado, estábamos muy cansados y preferimos tomarnos el día siguiente con más tranquilidad. Aprovechamos para buscar un hotel más cerca de una de las entradas y así poder ingresar bien temprano al día siguiente.

Por nuestra manera de improvisar el viaje nos fue imposible encontrar disponibilidad dentro del Parque para poder optimizar mejor el tiempo (hay que hacerlo con mucha anticipación) … pero encontramos un fabuloso lugar, last minute, en Hazyview. El Kruger Adventure Lodge tiene las condiciones adecuadas para la familia y se ajustaba a nuestro presupuesto. Lo mejor: a pocos kilómetros de Numbi Gate o Phabeni Gate.

Hazyview es una ciudad segura, donde se puede encontrar de todo: desde restaurantes Italianos, hasta Malls con todos los negocios imaginables. Además, tiene una ubicación privilegiada tanto para ingresar al parque, como para ir a visitar Blyde River Canyon (ver mapa), otro paseo imperdible.

wpid-20151014_163751.jpg

Blyde River Canyon

 

Y así fue como al otro día, saltamos de la cama a las 5.30 am y listos para ir en busca de esos famosos salvajes… o lo que sea! El clima nos acompaña… está nublado y llueve, lo que predice que el calor dará una tregua y con suerte los animales saldrán de detrás de los arbustos y se dejarán ver.

La entrada al Parque más un fee de conservación nos costó unos 600 R a los 3. Es decir 40€ aproximadamente.

No hicimos un tour guiado por varios motivos. Primero, ya teníamos coche y lo podíamos hacer por nuestra cuenta y a nuestro aire. Segundo, nos enteramos que los tours no aceptan niños menores de 8 años… ( cueeek!)

Se pueden contratar casi en cualquier hotel, o en los centros comerciales de la zona por unos R 900 (60€). Hay de día completo y mediodía y aunque el tiempo es limitado lo bueno es que se van comunicando unos a otros para dar aviso de donde se ven los animales, por lo que garantizan casi por completo el avistaje de los 5 grandes, lo cual es difícil de conseguir… hay personas que vienen por varios días y no ven nada. Nosotros lejos de bajar nuestras expectativas, confiamos en nuestra buena estrella.

Entramos al parque luego de rellenar un formulario con nombres, números de pasaporte y número de patente del coche. Por suerte no tenemos mucha gente adelante por lo que pasamos casi enseguida. Está todo muy bien señalizado…No alcanzamos a hacer 2 km cuando vimos el primer espectáculo, una familia de elefantes comiendo de un árbol. Lo que imaginamos que eran papá elefante, mamá elefante y el pequeño. Nos acercamos demasiado y uno de ellos, papá o la mamá nos lanzó una mirada de alerta… la cual comprendimos rápidamente.

wpid-20151016_092459.jpg

Está terminantemente prohibido bajar del coche, salvo en las zonas señalizadas. Con lo cual, dejamos que Pedro salga de su sillita y pueda venir adelante con nosotros un rato, o atrás jugando… No se permite ir a más de 50 ó 40 km/h, por lo cual consideramos que no corre demasiado peligro y la libertad garantiza que podamos disfrutar TODOS. Así, los kilómetros pasan entre grandes grupos de gacelas que pastan sin problemas, hasta que vemos varios coches y 4×4 parados en el camino. “Ahí debe haber algo grande…”, dijimos. Y así fue como vimos nuestro primer “Grande”, el Rey.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Esperamos casi dos horas… hasta que el Rey se despertó y nos lanzó una mirada inolvidable

Es tanta e inexplicable la emoción tanto nuestra como de todos los que estamos allí! Todos queremos el mejor ángulo, el hueco entre las hierbas para poder verlo mejor… hacemos el coche hacia delante y lo tapa una rama… hacemos un poco marcha atrás, pero tampoco logramos verlo bien… y NO PODEMOS BAJAR!

El león duerme a escasos metros de la carretera… está tirado sobre sus patas delanteras… debe haber tenido una noche muy movida. Se va el coche que tenemos delante y nos deja en una posición privilegiada que no pensamos regalar a nadie. Vienen los camiones de tours, esperan unos 10 minutos, si no menos… y se van. El león sigue dormido pero igual la imagen del Rey vale. Nosotros seguimos ahí… y estamos dispuestos a quedarnos hasta que se despierte! Empiezan las bromas, “tirale con algo”, “tocá bocina!”… a ver si se despierta ese vago… dame un mate! …y de repente… Ahí está!!! Se despertó!!!! Sacale fotos!!! Muchas! Nos mira fijamente por un fragmento de segundo… que nos basta para sentirnos satisfechos… Hemos visto al Rey!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

… hemos visto al Rey

La mañana pasa rápidamente. En el camino vemos más elefantes, una manada bastante numerosa cruzando un río y haciendo huecos en la arena….

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

En un estanque los hipopótamos juegan con la apacible mirada de un cocodrilo sumergido… Todo se puede resumir hasta el momento en un hermoso espectáculo, sobre todo para Pedro.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En un estanque los hipopótamos juegan con la apacible mirada de un cocodrilo sumergido

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

También vemos búfalos en grupo. Los cuernos de los búfalos nos causan gracia porque parece una peluca. Algo extraño es ver como se rascan (¿?) los cuernos con los troncos de los árboles.

 

 

 

 

Unos kilómetros más adelante vemos otro grupo de coches parados. Esta vez mirando una pareja de leones!! Que suerte estamos teniendo! No nos esperábamos ver un león y una leona juntos al costado de un estanque…

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Esto de ir con la vista pegada al camino, intentando “ver” entre arbustos y árboles, dejándonos engañar por el viento y los colores, nos ha generado un poco de hambre.

Por suerte nos habíamos preparado para hacer picnic en algunas de las zonas permitidas así que luego de varias horas y pocos kilómetros paramos a estirar las piernas y jugar un poco! El lugar de picnic a unos 30 km al norte del campamento Skukuza, cuenta con mesas, sillas, parrilitas a gas que se pueden alquilar por hora, un mini mercado donde venden souvenirs del parque, comida, café, etc. También hay baños, porque claro está que si no se puede bajar del coche, no se puede hacer necesidades… con lo cual el baño se agradece. A excepción de Pedrito que sin problema y desde la ventanilla respetando su naturaleza regó varios metros del parque… eso si tomando siempre las precauciones necesarias.

 

wpid-20151015_135939.jpgEn la zona de picnics tenemos que estar muy atentos a los monitos, que rápidamente bajan de los árboles a robar comida…. Reconocemos que es un poco estresante comer con la mirada amenazante de los “baboons”.

Luego del merecido descanso a pocos kilómetros tenemos uno de los mejores momentos… jirafas enormes cruzando la carretera con una elegancia descomunal. Una imagen que nos quedará grabada en la retina y en Instagram!

wpid-20151015_144200.jpg

La tarde se hace un poco más pesada… luego de 10 horas ya estamos los 3 bastante cansados…. Decidimos que era momento de ir volviendo hacia la salida… las puertas del parque cierran a las 18 hs. Teníamos unos 70 km que a 40 km x hora significarían una hora y media de viaje hasta salir.

Fue haciendo este recorrido cuando vimos al Rinoceronte. Animal en peligro de extinción por el cuerno que sobresale de su nariz. Nuestro anfitrión Bivash nos había dicho que intentemos verlo a toda costa, que quizás en unos años ya esté extinto. Por eso, cuando lo vimos no pudimos contener la emoción. Además de ser un animal de enormes dimensiones, es un animal rarísimo! Genera tanto respeto o más que el león, pero es mas extraño. No hemos visto nunca una película de Disney dedicada a ellos… nunca habíamos visto uno en un zoológico… o sea, que era la primera vez en nuestras vidas que veíamos a uno, y tan cerca!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

nuestro primer encuentro con un rinoceronte

Salimos más que satisfechos! Hemos visto a 4 de los 5 grandes en nuestro primer día!

Fascinados con lo que veíamos nos dimos cuenta que ir en nuestro propio coche era la mejor opción, ya que podíamos pasar horas mirando los elefantes entre mate y mate… o podíamos perdernos en los caminitos aledaños no asfaltados… o esperar 1 hora enfrente a un león en su pleno estado de “fiaca” ( modorra), esperando que se despierte definitivamente y nos lance una mirada salvaje o mas bien imagino que será “que hacen todos estos aquí esperando?” solo recorrimos una pequeña parte del sur y hubiéramos seguido… es inevitable sentir que querés más!… más ves…más querés! Pero 10 horas con Pedro casi sin bajar del coche ya había sido todo un logro. 10 felicitado para nuestro chinito!

Aún nos falta por ver al Leopardo para completar la grilla… mañana volveremos y seguro tendremos suerte!

 

 

Anuncios

3 comentarios en ““Kruger es mágico”

  1. Que buenos sois contando las cosas….es como estar ahí! ….bueno, mis ganas de estar ahí. 😉
    Os imagino esa horita frente al león ….entre cachondeo, mate y entretener a Pedro….jajaja
    Pedrito se está portando como un campeón (no solo hoy, en general)…..no me imagino con Vega tantas horas en un coche, .creo que yo me hubiera ido con el león !
    Y vosotros…..tarea nada fácil entretener cada día a Pedro.
    Lo estáis haciendo genial !.
    Le enseñamos las fotos a Vega, a ver si se anima y nos permite hacer algo similar…..jajaja.
    Muuuuchos besos!

    Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: Seis meses alrededor del mundo… | bagsnbibs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s