Garden Route

GARDEN ROUTE:

La “Ruta Jardín” de Sudáfrica es famosa por ir bordeando una gran parte de la costa de Western Cape desde Ciudad del cabo hasta Port Elizabeth, en el extremo sur del país, y por tener la montaña de un lado y el mar del otro. Además de las curvas zigzagueantes, el verde de las montañas y el azul del mar, también se destacan los árboles y arbustos con flores que acompañan la mayor parte del camino.

Habiendo comprobado el buen estado de la ruta y la conducción “colaborativa” (es como Lucio le llama a la acción de los otros conductores que se mueven a la banquina para dejarte pasar, incluido los camiones…nunca visto!!!) nuestro plan era recorrer en coche la ruta de Oeste a Este, desde Ciudad del Cabo hasta Durban, algo mas de 1600 km.  Alquilamos un pequeño y económico coche (Hertz) y así lo hicimos.

Ballenas desde la costanera de Hermanus

La primer parada casi obligada es Hermanus, donde es muy probable ver ballenas sin tener que dejar la ciudad y pagar los 900R/pers que cuesta el paseo en barco, ninguna garantía de disfrutar de los gigantes mamíferos.

Pasamos dos noche en Fisherhaven, pueblo cercano a Hermanus, y luego partimos hacia Mossel Bay, por recomendación del propietario del Lodge recorriendo la “Route 62”. Los paisajes montañosos son hermosos y de lo mas variados, verdes y desérticos, la ruta está en muy buen estado. Eran casi 400 km los que nos esperaban, con parada obligatoria para el almuerzo , casi a mitad de viaje en Barrydale con sus varios restaurantes, casas de té o Coffee Shops a la vera de la ruta.

2015-09-20 14.42.12Elegimos el más pintoresco y “family friendly” como siempre, y nos dispusimos a almorzar en Cream & Diesel, un peculiar lugar rústico y antiguo de carretera “americana” plagado de objetos que nos hacían recordar nuestra infancia, y carteles de publicidades viejas que fascinaban a Lucio, por supuesto también había muuuuchos juguetes para que Pedro pudiera gastar un poco de energía… y les aseguramos que así lo hizo, además de algún amiguete con quien compartir carreras de motito.

20150920_135008

INCISO: Cuando ves que tu hijo o cualquier niño pueden lograr tal nivel de comunicación y disfrutar juntos de alguna actividad es inevitable preguntarte “como carajo hacen” será un idioma secreto o especial?… No! seguramente es un objetivo común que dista de el idioma… es solo comunicación para lograr pasarlo bien! … como cambiamos de mayores!

Antes de llegar a Mossel Bay se encuentra la pequeña ciudad Oudtshoorm, conocida por los avestruces y la posibilidad de montarlas o comerlas de diferentes maneras. Para nosotros ya era tarde, por lo que la pasamos de largo. Y cerca de la hora de la cena, llegamos a nuestro Lodge (Chetaah Lodge) a 15 km de Mossel Bay. Como casi todos los hospedajes, atendidos por sus propios dueños, quienes nos ofrecen una copa de vino, y se retiran, dejándonos solos a los tres. Otra vez éramos los únicos huéspedes. Esta vez la casa era mucho mas acogedora que la de Hermanus, asi que copa en mano… living para nosotros solos, atmósfera perfecta para unas horas de puro fuego… digo, juego… juego… con Pedrito!

El mal clima de los dos siguientes días nos ayudo para frenar un poco y quedarnos tranquilos. No recorrimos mucho la ciudad, preferimos quedarnos en el Lodge, descansar, jugar mucho con Pedro y los dos caballitos que habían en la estancia. Solo fuimos a la ciudad para almorzar y pasear por la costa.

Nuestra próxima parada: Plettenberg Bay, donde los 8 días previstos se transformaron en una estancia de 15 días trabajando a cambio de hospedaje y comida (esto merece un tratamiento exclusivo: working holidays: próxima entrada). Nuestro “trabajo” quedaba a unos 8 km del centro de la ciudad, cerca del pequeñísimo Aeropuerto de la ciudad.

Las20150924_113813 playas de Plett, un lugar casi residencial de bellas y costosas casas mezcladas con Lodges y Hotelitos siempre respetando la altura permitida son variadas: en el centro encontramos las típicas playas con restaurantes y bares, y algún hotel. Las playas que merecen más la pena son las que están alejadas del centro.

20150924_113743Aquí encontramos poca civilización, mucho verde y dunas por kilómetros. Ideales para ir de picinic, tomar sol, y relajarse! Eso si, con mucha protección ya que el sol de Plett puede ser muy fuerte, incluso mucho antes de que llegue el verano. Sin contar que algún cartel te alerta de la posibilidad de encontrar algún que otro tiburooooonn!

20151003_151952A nuestro parecer la playa más bonita de todas está muy cerca del centro, bajando por calles que nos llevan hasta el famoso Chiringuito/ Restaurant “The Lookout Deck”, donde se puede almorzar mirando como se encuentran el mar y el rio Keurboomsriver en una laguna. Cuando la marea baja, se puede caminar y disfrutar de una playa que se deja ver hasta que la marea vuelve a subir por la noche, tapándola completamente.

Mientras trabajamos en Plettenberg, aprovechamos algunas tardes libres para conocer más pueblos y lugares de la Ruta Jardin. Una de las tardes libres fuimos a Knysna, un pueblo de mayor movimiento a 30 km al oeste, que rodea una laguna con islas habitadas de bonitas casas, un puente que ve pasar el tren cada tanto y rodeada de pequeñas montañas que la protegen de las olas del mar dejando solo una puerta de rocas digno de una escena de película. El pueblo es conocido por su Waterfront (puerto deportivo) repleto de restaurantes donde en algunos se puede comer las famosas ostras del lugar… en definitiva es digno de una relajada visita.

Nature’s Valley & Bloukran’s River:

2015-09-29 13.03.49

Otro de los días libres conducimos unos 40 km al este, por la costa, hasta Nature´s Valley, dentro del Parque Nacional Tsitsikama. Una playa hermosa, agreste y casi desierta nos sorprende al terminar el camino. Nos encanta la vista del rio desembocando en el mar, y aprovechamos para correr, sacar muchas fotos y disfrutar de una tarde entera solos y hablando en castellano!!

2015-09-29 15.08.19

A unos pocos kilómetros de allí, esta Bloukran’s River, donde se encuentra el puente desde donde se puede hacer el Bungee Jumping más alto del mundo, certificado por Guiness. 216 mts de caída libre. Nos miramos seriamente con la inevitable pregunta: Saltamos?? Al unísonos la respuesta fue: Ni locos!!! Tenemos varias excusas para no hacerlo: la favorita es tenemos un largo viaje y no podemos permitirnos pagar los casi 80€/pers. que cuesta la aventura o “Tenemos un niño pequeño, no lo podemos dejar…”, la otra, esta vez la verdadera, “Esta noche hacemos nuestro primer y prometido asado “Argentinian style” para 15 personas y aquí comen a las 18.30… no tenemos tiempo”.

20150929_155525

La ruta está muy bien señalizada, cada lugar tiene su cartel específico lo cual facilita el viaje. Claro que yendo en coche es todo más fácil también. No sé cómo se podrá llegar a estos lugares en transporte público. Es más, no hemos visto ninguno por aquí, con lo cual imaginamos que se llegará contratando algún tour, o taxi.

Storms River:
2015-10-04 15.24.00Uno de los lugares que más nos ha gustado en esta Ruta Jardín es Storms River, también dentro del Parque Tsitsikama, pero un poco mas lejos, a unos 90 km de Plettenberg. Luego de pagar la entrada al Parque Nacional, el camino repleto de curvas entre la montaña y el mar llega hasta un Parquing en la zona de servicios y Bungalows Una vez allí, el primer espectáculo lo da las olas rompiendo contra las piedras que sobresalen del mar como si alguien las pusiera estratégicamente en esa posición para lograr un estallido de agua que nos fascina! A escasos metros parrillas… que? Se puede comer un asadito (barbacoa) mientras rompen las olas!!!!! Pues sí… que tontos no lo sabíamos y no vinimos preparados que cag….a!

wpid-img_20151004_122342.jpg20151004_121535Pues nada, nos dispusimos a seguir las indicaciones que luego de unos 40 min de camino de pasarelas buenas vistas, pequeñas playas algunas cascadas y una vegetación desbordante se llega al Puente Colgante sobre el río. Es una pasarela de madera entre las dos orillas de un río flanqueado por enormes paredes de piedra y vegetación, de varios metros con imágenes impresionantes que nos introduce en una Selva al costado del mar. El paseo es corto, divertido y poco difícil, por lo que Pedro lo termina muy bien cantando “Walking in the jungle”, saltando y jugando al explorador… sin ir a upa!! Un logro que festejamos al llegar al puente. Cruzando el puente se distingue otro “caminito” que lleva hasta la cima de la montaña de enfrente… Qué hacemos? Seguimos? O el paseo hasta aquí estuvo tan bien que mejor volvemos y disfrutamos un poco de la playa…

Para quienes nos conocen la respuesta será fácil. Vamos a la cima, claro!!

No contamos con que Pedrito ya estaba cansado, y a los pocos pasos nos pide brazos… o cuello… Sin que ello nos detenga, con Pedro al cuello, comenzamos a subir. Quien nos manda?? Una subida muy empinada, siguiendo un camino natural y agreste nos hace reflexionar sobre nuestra decisión… pero igual seguimos adelante. Para Lucio, esta subida se transforma en un reto… el cual quiere ganar a toda costa. Son aproximadamente 2 km de subida feroz… pero una vez en la cima se puede apreciar una vista mucho mas amplia de todo el área de Storms River. Realmente vale la pena hacer el esfuerzo.

wpid-img_20151003_122530.jpgAdemás de estas visitas, Plettenberg Bay ofrece un sinfín de actividades aptas para niños, como el “Elephants Sanctuary”, donde se puede pasear llevando de la trompa a los elefantes, o parques dedicados a los monos, serpientes, pájaros, etc etc. En fin, es un destino ideal para familias!!

La Ruta Jardín fue para nosotros lugar de descanso y relax, físico y mental, porque estar varios días en un mismo lugar da la sensación de tener casa de nuevo y de no tener la necesidad de armar y desarmar equipaje constantemente. También fue lugar de descubrimiento de una naturaleza maravillosa, el océano y la montaña juntos creando unos paisajes de cuadro. Fue el lugar donde conocimos grandes personas que luchan dentro de sus posibilidades, por ser cada día mejores, y por hacer el bien a los demás. Fue el lugar donde tuvimos la primera experiencia de trabajar a cambio de hospedaje… tener jefes que nos dan la comida y nos agradecen a cada instante que estemos allí para ayudarles.

No la planificamos demasiado y descubrimos un mundo. Descubrimos gente maravillosa con un corazón enorme que se transformaron al poco tiempo en grandes amigos… o mas aún, sin ánimos de exagerar, en una familia, fue inevitable emocionarnos en la despedida y prometer que estaríamos en contacto y seguramente nos volveríamos a ver!

Al margen de nuestra experiencia personal Es un destino súper recomendable, tanto para quienes tienen dos semanas de vacaciones como para quienes tienen un mes, o un año!

Anuncios

Un comentario en “Garden Route

  1. Pingback: Seis meses alrededor del mundo… | bagsnbibs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s