Soweto

11/09/2015 Soweto: a las afueras, parte de la historia del país.

Soweto (o South Western Township), diseñada y construida en la década del ’30 con el objetivo de trasladar (segregar) a los habitantes negros que vivían en Johannesburgo y que comenzaban a representar un potencial “peligro” para los blancos y sus cotidianeidades, es una ciudad que nos ha dejado con muchas preguntas así como con un gran sentimiento de impotencia ante la maldad, e injusticia a la que cíclicamente solemos recurrir los seres humanos…

Como casi siempre, llegamos a Soweto sin saber muy bien con qué nos encontraríamos. Sabíamos que era la ciudad donde vivió la familia y el mismo Nelson Mandela, y solo por eso valía la pena ir a visitar,… no teníamos mapa… no teníamos idea de dónde quedaba la oficina de Información… ni que más había para ver, asi que confiamos en nuestro instinto y nuestra suerte… y allí fuimos.

Valoramos la posibilidad de ir en un bus turístico (el típico hop on-hop off) pero siguiendo el consejo de Adrian, nuestro anfitrión y ahora amigo, optamos por el coche: es muy fácil llegar, está muy bien señalizada desde todas las autopistas… imposible perderse. Otra opción era el tren desde el centro de la ciudad ya que allí se construyo el Estadio de Orlando para el pasado mundial de futbol… una mole de hierro que contrasta con las casas de chapa de la “ciudad informal”, como ahora se les llama a las “villas miserias” (es curioso como evoluciona sólo el nombre).

Lo que encontramos en esta ciudad, de entre 3 y 4 millones de habitantes sembrada de pequeñas casas bajas de techos de dos aguas, aun en vías de desarrollo según el punto de vista Europeo, fue no sólo una gran amabilidad de parte de sus habitantes, sino que también miles de historias de las que no teníamos ni idea.

wpid-img_20150911_130837.jpg

Siguiendo los carteles y algún que otro autobús de turistas nos encontramos con el Hector Pieterson Memorial. El qué? Quién? …Pues Hector Pieterson fue uno de los 566 estudiantes asesinados durante una protesta en 1976 (vaya año!). La peor masacre de este país. Nos enteramos por ejemplo que según las autopsias posteriores, muchos de los adolescentes fueron asesinados por la espalda, es decir cuando estaban escapando de las fuerzas del “orden”. Repetimos, 566 personas, la mayoria niños y adolescentes.

La foto a la entrada del Memorial nos deja mudos y pensativos. El cuerpo muerto de Héctor es llevado en brazos de otro estudiante, y su hermana llora desconsolada a su lado.

Héctor tenía sólo 12 años.

Como suele pasar, esta foto recorrió el mundo, hizo que se conociera mundialmente y con más profundidad la situación que se vivía en aquel momento en Sudáfrica , y que el Apartheid fuera condenado por la comunidad internacional con un boicot económico, político y social. Esto nos recuerda a la reciente foto del cuerpo sin vida del niño sirio tirado sobre la arena en aguas del mediterráneo

wpid-img_20150911_120441.jpg

Nos preguntamos, A quién le tendríamos que hacer boicot por lo que sucede en Siria?

Entramos al Memorial y una colección de videos y fotos nos van empapando de la historia de Héctor y los demás estudiantes. Totalmente nuevo para nosotros y que muy muy muy resumido esto fue lo que pasó: en 1974, el Partido Nacional aprueba una ley por la cual las escuelas deben enseñar sus asignaturas tanto en lengua Afrikaner (la lengua de los blancos) como en Inglés (la lengua de la mayoría). Esto, sumado a una segregación cruel y la limitación de casi todos los derechos básicos y fundamentales hacen que dos años más tarde toda Sudáfrica se movilice y en especial los habitantes de Soweto, hartos de ser segregados, humillados se movilizan para protestar contra esta ley. La policía, con poder total, arremete. Y mata.

Mata sueños, mata niños, adolecentes…y familias… mata. Pero el mundo no se detiene.

Nos preguntamos: ¿Cómo la segregación racial puede ser tan contemporánea si la esclavitud se abolió en casi todo el mundo hace ya mucho tiempo?

A todo esto Pedro corría por las rampas que llevaban de un piso a otro, buscando rincones para jugar… y papá detrás intentando persuadirlo de ver algún video, o parar frente a algún panel, tratando de hacer que él también, jugando , participe de la visita y a su vez que no moleste a los demás visitantes… mientras mamá lee y trata de asimilar. Vamos desarrollando el “multitasking”.

Salimos del Memorial. Papá un poco estresado, mamá muy movilizada, Pedro ileso.

A unas pocas cuadras de allí se encuentra la casa de Nelson Mandela, por lo que decidimos caminar y aprovechar el día soleado… “Papi, al cuello, que estoy cansadito” se escuchó… 1, 2,3 y allí vamos!

Definitivamente Mandela es mucho más conocido y visitado por turistas… lo deducimos por la cantidad de autobuses , turistas y restaurantes que encontramos a los lados de la casa ubicada en el 8115 de Vilakazi Street. Es una calle muy transitada, los restaurantes son los típicos “africanos” que ofrecen platos típicos, y no tanto. Se puede comer de todo. Pedro elige macarrones con queso… los mismos que encontraríamos en Barcelona. Nosotros un cous cous… no muy picante. Total 239R (15€ aprox).

Finalmente ya con Pedro en posición de siesta, pagamos los 60R (4€ aprox) de la entrada y nos dispusimos a ver la famosa “casita”.
2015-09-11 15.24.42Nelson Mandela vivió aquí. Nos lo tenemos que recordar (pellizcarnos para saber que es verdad)… Es una casita pequeña, humilde, hay fotos, premios, libros, cartas… no hay muchos turistas. No es un museo normal… es su casa. Aquí lo arrestaron y aquí volvió en el 1990 cuando fue liberado luego de 27 años en prisión. Aquí vivió su familia, mujer, sus hijos. Aquí durmió Mandela!
Nos llama la atención una foto descolorida que cuelga de una de las paredes. Están Nelson Mandela y Fidel Castro. Y nos hace acordar a lo que nos contaron en una de las visitas: que los pocos blancos que se declaraban en contra del Apartheid eran considerados Comunistas… y por lo tanto encarcelados y torturados por traidores.

2015-09-11 15.09.00Nos preguntamos : Qué más tienen en común el Apartheid y las dictaduras en Latinoamérica… aparte de la fecha?

Por estas y otras vamos intentado leer e investigar todas estas incógnitas que nos ha generado la visita a Soweto. Cuando Pedro duerme…

Recogemos los petates, subimos al coche… y móvil en mano emprendemos el regreso a “casa” esta noche nos espera la cena de despedida en un restaurante, según nos advirtieron, muy especial!

La cita es a las 19:00h y tenemos que estar listos!

Anuncios

2 comentarios en “Soweto

  1. Mira que lo de leer no es mi fuerte. …pero me tenéis enganchada! Me encanta! Esos sitios, gente, …..y más siendo vosotros los que nos contáis todas estas cosas.
    Os echamos de menos. Besos a los 3

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s